10 alimentos que mejorarán tu concentración

¿Intentas concentrarte pero te distraes con facilidad?

Una notificación nueva en Facebook, el móvil o el pájaro que justo acaba de pasar por tu ventana, cualquier situación que sucede a tu alrededor es para ti una fuente de distracción capaz de captar toda tu atención y perder tu foco de acción.

Si esta situación sucede más a menudo de lo que debería entonces tienes un problema de concentración.

Conseguir poner toda tu atención en cada una de las acciones, tareas o actividades que realices es fundamental para lograr todo aquello que te propongas. De nada sirve hablar sobre foco o productividad si antes no nos ocupamos de nuestra capacidad de concentración, porque ésta juega un papel importantísimo en la consecución de nuestros objetivos.

Veamos cómo.

Cómo la concentración influye positivamente en la consecución de tus objetivos

Una buena concentración nos permite centrarnos en esa tarea que estamos llevando a cabo justo en ese momento, centrando toda nuestra energía y atención en UNA única cosa, y por lo tanto ganamos en foco.

Esto, a su vez, nos permite ir cumpliendo con esa lista de tareas pendientes ocupándonos de cada una sin dispersarnos, con lo cual ganamos en productividad, ya que logramos cumplir con nuestras obligaciones.

Esta forma de proceder llevada a la práctica diariamente nos acerca cada día un paso más a nuestro objetivo, sintiéndonos así realizados.

Pero es que además no solamente tu foco y productividad se verán reforzados, sino que también te ayudará a mejorar tu autoestima, compromiso y felicidad al ver cómo por fin logras comprometerte contigo mismo y tomar las riendas de tu vida, pasas a la acción y sales del círculo vicioso en el que llevabas demasiado tiempo dando vueltas.

Así que ya ves, conseguir una buena concentración es una de las capacidades cognitivas que más beneficios no aporta a nuestra vida diaria.

Alimenta tu cerebro y focalizate

A veces nos olvidamos de lo interconectadas que están todas las partes de nuestro cuerpo, y como tener una buena salud a través de una dieta rica y saludable no solamente nos ayuda a estar bien por fuera sino también a estar bien por dentro.

Numerosos estudios demuestran la relación existente entre la ingesta de ciertos alimentos y la mejora de la concentración, memoria y capacidades cognitivas en general.

Seguro que muchos de ellos ya forman parte de tu dieta diaria, pero no eras consciente de las numerosas y saludables propiedades que tienen para nuestro cerebro.

Toma nota de estos 10 alimentos que además de ser saludables ¡potenciarán tu concentración!

El aguacate: el aguacate es rico en grasas monoinsaturadas, aportando beneficios tanto en el cerebro, mejorando la comunicación neuronal, como en el corazón, limpiando las arterias y mejorando la circulación sanguínea. Incorpóralo en tu desayuno, o sal a cenar fuera y pide guacamole para comer.

El yogur: el yogur contiene un aminoácido conocido como tirosona responsable de la producción de los neurotransmisores, como la dopamina, imprescindibles para el sentido de alerta y la memoria. Además es muy recomendable tomar uno después de comer para ayudar a la digestión, así que ante la duda, ya sabes, toma un yogur de postre.

El plátano: el plátano, alimento estrella para deportistas y estudiantes, contiene altos niveles de potasio, magnesio, vitamina C y fibra que hacen de esta fruta un alimento perfecto para la salud de nuestro cerebro y memoria. Asimismo, la vitamina B6 también presente en este alimento nos ayuda en la producción natural de serotonina, norepinefina y dopamina, neurotransmisores que repercuten en nuestra memoria positivamente.

El huevo: el huevo es una excelente fuente de minerales y vitaminas, sobre todo del grupo B. Los aminoácidos esenciales que se encuentran en su yema hacen del huevo un alimento perfecto para mejorar la capacidad de atención y la memoria a largo plazo. Además los puedes preparar de diversas formas: huevos revueltos, tortilla de patatas, huevos poché que están ahora tan de moda, cómelos como prefieras.

El salmón: el salmón es muy recomendable por su alto contenido en omega-3, así como también podemos mencionar la sardina o el atún. Estos pescados mejoran la concentración, la memoria y el aprendizaje. Y además el pescado azul nos ayuda a controlar el colesterol y reduce el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas. ¿Qué más podemos pedir?

Los arándanos: un reciente artículo de la revista Forbes los sitúa como uno de los alimentos que más fortalecen nuestra memoria a largo plazo. Son ricos en vitamina C y en antioxidantes que ayudan a activar las enzimas protectoras del cerebro y mejoran la memoria. También contienen potasio, que al igual que en el caso del plátano, contribuye a la transmisión y generación de neurotransmisores neuronales. Los puedes tomar solos, en ensaladas o como mermelada, ¡como más te guste!

El chocolate: el chocolate rico en flavanol, con gran cantidad de cacao, estimula la circulación sanguínea en áreas del cerebro por un periodo de 2 a 3 horas, mejorando la realización de nuestras tareas y manteniéndonos más alertas y concentrados. Así que si necesitas un extra de energía come un trozo de chocolate negro, todo sea por el bien de tu cerebro y concentración.

El café y té: son muchas las personas que no pueden empezar el día sin esa taza de café, y la verdad es que la cafeína ayuda a la memoria y a nuestro despertar por las mañanas. Pero debemos tomarlo con moderación, no más de dos tazas al día y siempre ocho horas antes de irnos a dormir. El té, por su parte, contiene además un aminoácido llamado L-theanina indicada para mejorar el sentido de alerta y reacción, la memoria y la concentración.

Las nueces: el alto contenido en fósforo que encontramos en las nueces hacen de este fruto seco un aliado a tener siempre en cuenta en las actividades como estudiar o cualquier otra que requiera de nuestra máxima concentración. No lo dudes y ten siempre cerca un puñado de nueces.

Hierro y zinc: los alimentos ricos en estos minerales como la carne roja o las lentejas, son imprescindibles para la buena salud de las células y el transporte de oxígeno a todo nuestro cuerpo y cerebro. Incorporar en tu dieta alimentos ricos en hierro y zinc te ayudarán a combatir la sensación de cansancio, tener más energía y foco en lo que haces.

 

Y no te olvides de beber mucha agua. Recuerda que el 70% de nuestro cuerpo es agua, y la deshidratación agota la actividad mental y hace que nos sintamos cansados y con sueño. Así que, ten siempre a mano una botella de agua.

 

¿Estos alimentos forman parte ya de tu dieta diaria? ¡Incorpóralos y mejora tu concentración!

 


 

¿Quieres conseguir todos los objetivos que te propongas?

Con FocusMe lo tienes más fácil.

Clica aquí y empieza a usar nuestra app hoy mismo. No habrá objetivo que se te resista.

focusme banner

También te puede interesar

Dejar un comentario