Cómo eliminar de un plumazo todo aquello que te aleja de conseguir tu objetivo

Un reciente estudio elaborado por Microsoft, concluye que nuestra capacidad de atención se ha reducido de 12 a 8 segundos desde el año 2000.

8 segundos. Uno menos que la adorable Dory de Buscando a Nemo ¿La recuerdas?

Aunque en la peli lo que le pasa a Dory es la pérdida de memoria a corto plazo y aquí hablamos de la capacidad de atención. De cuán fácil es distraerse mientras estás realizando una tarea.

Otro estudio, esta vez realizado por la Universidad de Michigan, ha sido uno de los primeros en examinar el impacto de las interrupciones breves en tareas relativamente difíciles. Reveló que una interrupción de tan solo 3 segundos consigue que pierdas el foco de atención en lo que estás haciendo, tendiendo un efecto sorprendentemente grande en la capacidad de completar con éxito esa tarea.

La realidad es que distraerse es verdaderamente fácil. De hecho, lo difícil es mantener tu foco en aquello que quieres conseguir, porque las distracciones están en todas partes.

La vida está llena de distracciones

Podríamos decir algo así, como que la vida es un gran supermercado, donde los alimentos básicos como aceite, huevos y leche (tus objetivos) se encuentran en el último pasillo. Y para llegar hasta allí, tienes que recorrer todo el súper, con estantes llenos de cosas apetecibles como chocolates, patatas o cervezas (tus distracciones).

Reconócelo, ¿Cuántas veces has entrado a comprar un par de cosillas y has salido con media docena de más?

Recorrer el camino que te llevas hasta tu objetivo es pasear contínuamente por los pasillos del súper llenos de estímulos gritando a pleno pulmón para captar tu atención.

Y junto con la capacidad innata de la mente de dispersarse y comenzar cadenas de pensamientos de forma espontánea, es difícil mantener el foco. Pero se puede.

5 tips para mantener a raya las distracciones y no perder tu foco

Toma conciencia de las distracciones

Distraerse es dejar de prestar atención al algo. Asimila este concepto y sé consciente de que el día va estar lleno de oportunidades para perder el foco. Esto te ayudará a estar más atento y a identificar las distracciones con rapidez.

Habrá días más productivos que otros, pero tarde o temprano llegará uno en el que por mucho que te esfuerces, te distraerás con el vuelo de una mosca.

Cuando llegue, sé tolerante contigo mismo y admite que puedes tener un mal día. No fuerces la máquina ni te empecines, porque todos tenemos uno de esos días de vez en cuando. Únicamente conseguirás frustrarte y disgustarte.

Así que dedícate a tareas más livianas y a desconectar un poco. Seguramente sea eso lo que necesites para recargar pilas y volver mañana con energías renovadas.

 

Be fully present

¿Cuántas veces te has sorprendido a ti mismo haciendo una tarea y pensando sobre otra cosa? Por ejemplo hablando con alguien y pensando en lo que tienes que hacer al salir del trabajo. ¿Dónde estás?

Be fully present significa estar en el momento, viviendo el ahora total y conscientemente.Tener toda tu atención puesta en lo que estás haciendo.

Practicar esta técnica te ayuda a completar tus tareas, haciendo un mejor trabajo y de forma más rápida.

 

Pon a trabajar tu perspectiva

Esto es simplemente hacer un buen trabajo en la toma de decisiones. Pregúntate si lo que vas a hacer va a impactar positivamente en la consecución de tu objetivo.

Evidentemente, no todas las acciones diarias van encaminadas a la consecución de objetivos. Si te apetece echar un vistazo a las RRSS o ver un rato la tele, por supuesto que puedes hacerlo. Tan solo debes ser consciente de ello y reducir el tiempo que les dedicas en pro de otras acciones más eficaces.

 

Medita

Nuestra mente está constantemente bombardeada por información y sensaciones. El overbooking constante al que la sometemos termina pasando factura.

La meditación tiene un gran poder calmante, así como efectos relajantes. La práctica regular de meditación aumentará tu poder de concentración lo que se traducirá en un aumento de tu productividad porque tu mente funcionará con mayor eficacia.

No te agobies pensando en meditaciones largas, ni mucho menos. Practicar la meditación tan solo 10 minutos al día te proporcionará resultados inmediatos.

 

Ignora a los que te dicen que no lo conseguirás

Si la gente pusiese el mismo empeño en animarte a conseguir tus objetivos como el que ponen en decirte que no lo conseguirás, otro gallo cantaría.

La realidad es que vas a encontrarte gente así por el camino. Muchas veces son familiares y amigos muy cercanos los que intentan hacerte desistir.

No hagas caso de sus argumentos y sigue luchando y trabajando cada día por lograrlo. Lo que está claro es que si no lo intentas, seguro que no lo conseguirás.

 

¿Qué tal llevas las distracciones? ¿Alguna estrategia más que se te ocurra para no perder el foco?

 


¡Registrate a FocusMe! La única herramienta para focalizarte y conseguir tus objetivos más significativos.

Prueba FocusMe

También te puede interesar

Dejar un comentario