7 tips para introducir un nuevo hábito en tu vida

Dicen que para instaurar un nuevo hábito en nuestra vida se necesitan 21 días.

Pero ¿cómo podemos convertir esa nueva tarea, acción o reto en un hábito? Y, ¿qué podemos hacer para que ese nuevo hábito permanezca en nuestra rutina para siempre?

Y es que lo difícil cuando hablamos sobre hábitos no es empezar sino hacer que se instaure definitivamente en nuestra vida y se convierta en algo inherente a ella, rutinario y automático diríamos casi, como lavarse los dientes por la mañana.

Seguro que más de una vez te has propuesto empezar a comer de forma más sana, hacer ejercicio tres veces a la semana, aprender un idioma nuevo o proponerte leer más libros y menos whatsapps.

Los primeros días e incluso la primera semana seguramente lo cumplirás a raja tabla, pero poco a poco abandonarás este nuevo propósito sin conseguir así convertirlo en un nuevo hábito.

Cómo conseguir introducir un nuevo hábito en tu vida

Seguro que para este año tienes nuevos propósitos y quieres convertirlos en un hábito arraigado como un roble.

Como todo en esta vida, para conseguir algo uno tiene que ser perseverante, no rendirse y continuar hacia adelante a pesar de los posibles obstáculos, dificultades, desánimo o desmotivación al cabo de unos días.

Desde FocusMe te proponemos que sigas estos sencillos pasos y verás como SÍ puedes conseguirlo.

  • Pasa a la acción: lo más importante es empezar, y cuanto antes mejor. ¿Por qué empezar el lunes si puedes empezar hoy? Cuanto menos tiempo transcurra entre el momento en que decides empezar a correr por las mañanas y el primer día que sales a correr mejor.

 

  • De uno en uno: si te has propuesto más de un objetivo no cometas el error de empezarlos todos a la vez, céntrate sólo en uno y una vez ya lo hayas incorporado en tu rutina ve a por el siguiente.

 

  • Empieza por algo sencillo: si por ejemplo tu objetivo es comer más sano no cambies tu dieta radicalmente de un día al otro, hazlo de manera progresiva. Empieza por una de las comidas del día, o incorpora a tu dieta habitual un par de piezas de fruta, y así progresivamente.

 

  • No dejes sin llevar a cabo el hábito que quieres instaurar más dos días seguidos: puede ser que un día surja un imprevisto que te impida llevarlo a cabo pero no permitas saltarte más de dos días seguidos para no romper la cadena que estás construyendo. Si dejas pasar más de dos días todo lo que hayas conseguido hasta ese momento no habrá servido y tendrás que volver a empezar a crear el hábito desde cero.

 

  • Disfruta: es muy importante que durante el proceso disfrutes de este nuevo cambio, o bien porque realmente te gusta o, si todavía no le ves la parte positiva, intenta buscarla. Por ejemplo, si no ves la parte divertida de hacer de hacer ejercicio apúntate a clases dirigidas con más gente, escucha música mientras corres, etc.

 

  • Comparte tu objetivo con otra persona: compartir el mismo objetivo con otra persona hace que no te sientas tan sólo en el camino y además creas un compromiso mutuo para conseguir el mismo fin.

 

  • Lleva un control semanal de tu progreso: al final de la semana haz una valoración de los resultados conseguidos. Si te has mantenido a lo largo de la semana premia tus resultados, pero también observa los días que has fallado para ser consciente de tu nivel de compromiso y dónde tienes que mejorar la siguiente semana.

 

¿Preparado para incorporar este nuevo hábito en tu vida?

 

Recuerda, no alargues el inicio, empieza por algo sencillo y no intentes incorporar más de un hábito al mismo tiempo, encuentra la parte divertida del proceso y si puedes compártelo con un amigo.

 


 

 ¿Quieres conseguir todos los objetivos que te propongas?
Con FocusMe lo tienes más fácil.
Clica aquí y empieza a usar nuestra app hoy mismo. No habrá objetivo que se te resista.

focusme banner

También te puede interesar

Dejar un comentario